Domingo de Ramos: ¿por qué las palmas y los olivos?

España comienza la Semana Santa
Cuando éramos chicos, todos los domingos anteriores a la Pascua íbamos para la iglesia y levantábamos ramitos de olivo esperando la bendición. Pero...¿por qué todo esto? 


Y las respuestas llegaron...


Las Palmas y los Olivos 

Autor: Raquel R. de Estrada 

La palma era para el pueblo judío, símbolo de riqueza y fecundidad. La tradición cristiana celebra este momento el Domingo de Ramos reconociendo al Hijo de Dios como el que posee y da la verdadera riqueza que no acaba. 


Los Evangelios describen el momento en que Jesús de Nazaret entró triunfalmente a Jerusalén. Una gran multitud, llevando en las manos palmas y hojas de olivos, lo aclamaba como el Hijo de Dios.
Estas dos plantas tenían un gran valor en los pueblos de medio oriente. De ellos obtenían pan, vino, vinagre y miel.
De la palmera también obtenían fibras para tejidos y de los troncos, carbón para  los herreros.